jueves, 10 de enero de 2013

La Argentina, principal mercado importador del toscano italiano auténtico

Además de la fabricación nacional iniciada en algún punto de la década de 1870, la Argentina era también un gran importador del toscano italiano genuino. De hecho, las estadísticas disponibles indican que no solamente llevaba la delantera internacional en términos de volumen y valor, sino que por sí sola superaba holgadamente a todo el resto del mundo. Como ya hemos mencionado, exceptuando a la propia Italia, nuestro país no tenía rival en materia toscanera desde cualquier ángulo con que se aborde el tema. Existe un interesantísimo trabajo del profesor Luca Garbini titulado Aroma d’Italia. Emigrazione italiana e Monopoli dei tabacchi fino alla Grande guerra (I), que analiza con detenimiento y valiosas estadísticas el fenómeno del tabaco italiano en el exterior, a partir de los destinos que las grandes masas de población eligieron para emigrar de la península en la segunda mitad del siglo XIX. En futuras entradas vamos a desarrollar el documento de marras en todos sus aspectos, pero en esta primera ocasión quiero simplemente dar un pantallazo numérico que habla por sí solo: el de las exportaciones italianas de tabaco a principios del siglo XX.


Desde la unidad italiana concretada en 1861, y especialmente a partir de 1865, cuando se creo el primer antecedente del monopolio estatal del tabaco (llamado ATI: Azienda Tabacchi Italiani), el incipiente reino se embarcó en una agresiva campaña para exportar sus cigarros, cigarrillos, picaduras y rapés. Ello se hizo muy notorio a partir de 1880, cuando la emigración de sus habitantes hacia diferentes países del mundo cobró dimensiones de éxodo masivo, teniendo siempre en cuenta que la Argentina fue uno de los destinos favoritos de tal fenómeno. En un balance del ejercicio 1888-1889, el Direttore Generale delle Gabelle, Giuseppe Castorina, refiriéndose a las exportaciones de tabaco, decía que “el incremento mayor es derivado de la extensión del comercio de nuestros productos en Buenos Ayres” (II). Esta simple frase contiene dos datos de gran importancia:

1) Al decir “extensión” indica claramente una continuidad de relaciones comerciales preexistentes, o sea que la Argentina importaba tabacos italianos desde antes (algo que yo ya sabía, pero es buena la confirmación de fuente oficial) Para los fines de este blog, queda por averiguar desde qué año se venían importando.
2) Los años 1888 y 1889 parecen ofrecer un punto de inflexión en el comercio tabacalero con  nuestro país a través de un notorio incremento.

Exceptuando algún que otro altibajo, las cifras continuaron aumentando hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial. Más allá de eso, la superioridad argentina como principal mercado es no solamente muy obvia, sino también apabullante. Garbini lo grafica mediante el cuadro de las exportaciones totales según destino, en el que expone como ejemplo los ejercicios 1899-1900 y 1905-1906. Veamos esas cifras, expresadas en kilogramos de tabaco.

Destino                                              1899-1900            1905-1906

Argentina                                             282.725                346.999
Uruguay                                                 52.350                       -
USA                                                         2.440                    8.039
Chile                                                            -                        3.290
Perú                                                         1.530                    1.920
Otros                                                           332                    1.100
Total América                                       339.377                361.348

Egipto                                                      5.069                   12.020
Otros                                                            -                        1.002
Total Africa                                             5.069                    13.022             

Alemania                                                     -                          7.891
Inglaterra                                                     -                          3.722
Suiza                                                            -                         1.983
Otros                                                            -                            600
Total Europa                                           3.482 (III)              14.196

Total Oceanía                                              -                            259

Total Asia                                                    -                             835

San Marino, colonias y otros                 12.665                    18.815

Total general                                       360.953                  408.475     

Estos guarismos son notables a todas luces. Prácticamente el 80% de los tabacos vendidos por Italia en el exterior venían a la Argentina. El asombro es mayor cuando se piensa en la enorme colectividad  itálica residente, por ejemplo, en Estados Unidos (uno tiende a pensar que allí se importaban muchos más tabacos de ese origen que aquí), pero los números dicen lo contrario de manera  incontrastable, oficial y categórica. Luego, el profesor Garbini se encarga de aclarar que más de 85% de esa venta bruta estaba compuesta por el toscano, al que llama “el cigarro nacional de Italia”.  Muy detrás se ubicaban el “Cavour”, el “Napolitano” y el “Virginia” (nombre alternativo del Brissago o “de la paja”), tipos más bien regionales del Piamonte, la Campania y el Véneto, respectivamente, de los que hablaremos en su momento. 


 El cuadro expuesto sirve para demostrar algo que hemos señalado con anterioridad y que repetiremos las veces que sea necesario: el toscano fue, durante una centuria completa, el cigarro puro más típico de la Argentina por importación, fabricación y consumo. Es el propósito de este espacio rescatar su historia, que tiene  una importancia vital para entender buena parte del pasado de nuestro país.        

Notas:

(II) Relazione e bilancio industriale per l’esercizio dal 1° luglio 1888 al 30 giugno 1889, Azienda dei tabacchi, Roma, 1890
(III) Para Europa, no hubo discriminación por país en ese ejercicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario